Esclavos

16. sep., 2016
10. jun., 2016

El cambio de los esclavos
Que triste y sorpendente me parece como nos mentimos entre todos y nadie se sale de su papel, aún sabiendo que cumplen el que les tocó y no el que eligieron, pero todos somos lo mismo aunque tengamos papeles diferentes en esta obra tragica donde no parece haber público sino actores que actuan contra su propia voluntad,a quien se le ocurriria dejar de actuar cuando la obra parace tan real? A nadie me imagino. Pero no vamos a desviarnos del tema que quiero contarles, de mi extraña observacion que vengo realizando durante hace un tiempo y que creo, me ah costado dijerirla por el siemple echo que me cuesta aceptarla, como muchas cosas, generalmente entendemos casi todo los que se nos presenta pero las cosas que no aceptamos que van en contra de nustra moral propia que no es la misma que rige para todo el mundo, esas cosas si parece que no las entendemos, cuando lo que sucede es que pareciese que hay algo en nuestra cabeza que trata de negociar con nuestra razon para que no acepte eso, ya que una vez aprobada por nuestra razon y comprendemos eso que no aceptamos, ya nada es igual.
Eso mismo me esta pasando, desde hace unos dias comprendí que soy un esclavo, pero no es eso lo que mas me cuesta aceptar, sino de hay muchos millones de esclavos, que no son ni tienen nada en común con los estandares de esclavos que estamos acostumbrados a recordad o mencionar.
La gran diferencia entre los antiguos esclavos y los actuales es que los antiguos esclavos anhelaban la libertad, era una verdadera utopía, mientras que los esclavos del siglo XXI, al contrario y aunque parezca ilogico, sueñan con entregar su libertad y ser lo menos libre posible.
Entregamos y regalamos la libertad, aveces pienso que si hubiera un mercado de tiempo, creo que le dariamos mas valor a nuestro tiempo, parece que nos olvidamos de que es lo unico que no podemos comprar, lo unico que no tiene precio, pero aún asi lo regalamos como si hubieran bancos de tiempo. regalamos mucho tiempo a la television, por el siemple echo de que por un rato nos haga olvidar de todo lo que pesa sobre nuestra espalda que generalemente es una mochila pesada, que nos va acalambrando nuestra espalda cansada pero resistente, y nos enfocamos en regalar nuestro tiempo a cosas que cumplen la funcion de anestecia ante la vida, de amortigüar el dolor de darnos un respiro a nosotros mismo y aunque sea por un instante "escapar" de todo esto. Somos adictos a todo eso que nos sirva de anestecia ante el dolor de vivir. Como vengo remarcando, volvamos a los esclavos o sea a hablar sobre nosotros, no hay nadie que no sea esclavo, el que diga que es libre es porque ya paso su tiempo en en esta tierra y esta enterrado.
Como ser libre? como saber lo que realmente queremos ? Son preguntas que estoy intentando responder y que me arrepiento de haberlas formulado, ahora mismo estoy viendo en segundo plano el final de un partido, donde veo como los jugadores del equipo perdedor estan llenos de sentimientos como angustia, tristeza, enojo, desepsion, sentimientos que obviamente no eligen sentir pero como esclavos que son, no eligen que sentir, son esclavos de un resultado, de no cumplir un objetivo, y si lo hubieran logrado? Seguirían siendo esclavos porque aunque los sentimientos fueran distintos, ninguno de los jugadores elige como sentirse, sino que quien decide eso es el resultado, algo tan relativo como un resultado es quien tiene el poder de como nos vamos a sentir. Tristemente somos esclavos los resultados, que utopia mas utopica sería ser libre, no depender de nada ni de nadie para poder estar en conexion con uno mismo y romper esa cadena pesada y fria, esa cadena se llama resultado, si el resultado es bueno generealmente esa cadena es mas larga y tenemos la ilusion de ser mas libres, mientras que con los malos resultados tenemos una cadena corta la cual limita nuestros movimientos y por momentos nos aficciamos, en conclusion buscamos en nuestra vida, alargar la cadena de nuestras manos y pies lo mas posible pero nos separaremos de esa cadena, ya que esa cadena a la cual estamos amarrados es la misma a la cual estamos todos juntos.
Un esclavo que ah cosechado buenos resultados trae consigo una cadena larga , aveces tan larga que hace creer al mismo esclavo que es libre, pero eso trae como consecuencia que desde otro punto de la cadena se tense y reduzca la longitud de las cadenas de aquellos los cuales no han echo mas que ser victimas de malos resultados, una cadena que no hay material en la tierra que la pueda romper una cadena que no existe ni se ve pero cumple su funcion a la perfeccion, la cual es mantener al esclavo unido a ella, cadena que para nuestra desgracia nos acompañará hasta el día que abandonemos este mundo ese día será cuando por fin, ya no dependeremos de ningun resultado, ya que nadie espera nada de un difunto, es aqui donde al fin ese grillete de la cadena la cual nos acompaño toda la vida se abre, dejando grandes marcas en nustras muñecas, el esclavo no entiende que sucede se siente mas liviano, no siente la tension de las cadena. Y lo mas curisos de todo es que lloramos y extrañamos con tristeza cuando alguien es liberad, porque reina la tristeza y nostalgia en la liberacion de un ser querido? Será que nunca supimos que es ser libre? Creo que la principal razon es porque tenemos miedo de seguir encadenados pero esta vez mas solos.